Salchicha blanca típica de Múnich

La salchicha blanca bávara se elabora con carne de ternera, cerdo y especias. Se come con un poco de mostaza dulce al estilo de Baviera y se acompaña con un brezel y una cerveza.

Weißwurst

La salchicha blanca la típica de Múnich

La salchicha blanca bávara se elabora con carne de ternera, cerdo y especias. Se come con un poco de mostaza dulce al estilo de Baviera y se acompaña con un brezel y una cerveza.

La salchicha blanca bávara  forma parte del desayuno bávaro, se sirve cocida en agua y tiene una piel muy fina (tripa de cerdo) que no se come.

Desnudar la salchicha forma parte del ritual. Se hace un corte muy ligero a lo largo y así la piel sale completamente, de una pieza. Los expertos en el tema dejan la piel en el plato.

El color blanco-gris de la salchicha se debe a que la carne no está salada y su sabor es muy particular.

La salchicha blanca pertenece a la cultura gastronómica de Baviera y a los Biergarten, o los jardínes y terrazas al aire libre, que son los mejores lugares para disfrutar de este desayuno. 

¿A qué hora del día se come?

Según la tradición, la salchicha se come antes de las doce del medio día. Pero ¿por qué? Según se cuenta, por allá en 1850 siempre, antes del mediodía, la carne picada para la salchicha se envolvía cruda en intestinos de cedro y como en aquel entonces no había refrigeradores la salchicha no debía ser consumida después de este horario porque la carne se estropeaba.

Y aunque hoy en día las salchichas se cocinan, los bávaro siguen comiendo la salchicha blanca antes de las doce del mediodía.

Ahora es común encontrarla en cualquier supermercado dentro y fuera de Múnich, ya sea enlatadas, envasadas al vacío o en frascos. Pero como es de suponer, muchas de ellas no respetan la receta original.

Y aunque no sea con la receta original, ¿que tal ir al Biergarten y probrar esta delicia bávara?

Artículos recomendados