Lo que debes saber antes de viajar a Múnich

Ya estás en Munich, y estás dando unas vueltas por la ciudad. Por eso te hemos preparado este post para que tengas en cuenta algunos aspectos de la cultura alemana en los restaurantes o en el transporte público.
Foto © @soralysg

Consejos Múnich. En el restaurante y en el transporte público

Ya estás en Munich, y estás dando unas vueltas por la ciudad. Por eso te hemos preparado este post para que tengas en cuenta algunos aspectos de la cultura alemana en los restaurantes o en el transporte público.

Comencemos con un detalle importante si tomas el transporte público. Por favor, no olvides de comprar tu billete, de lo contrario recibirás una multa de €60. Sí. Como has leido. Una multa de € 60. No queremos que nada arruine tu paseo.

Consejos Múnich. Ahora vayamos al restaurante.

En Munich se acostumbra a tomar las bebidas – refrescos, agua, jugos – sin hielo. Pero la cerveza… la cerveza debe ser como Dios y la tradición mandan: ¡bien fría!

Ahora, si quieres comprar agua mineral al pedirla enfatiza que la quieres sin gas. De los contrario siempre recibirás agua con gas.

En los restaurantes de Múnich tampoco encontrarás en tu mesa una jarra de agua fría. Tendrás que pedirla y vendrá incluida en la cuenta.

No siempre vas a tener una mesa solo para ti y tus amigos. En algunos restaurantes y Biergarten generalmente se acostumbra a compartir la mesa con otros comenzales.

Importante el contacto visual con el camarero para pedir la carta.

Lo mejor es siempre reservar la mesa antes de ir al restaurante.

Ya estando en el restaurante o en el bar y sabes lo que va a pedir, entonces cierra el Menú o la carta. Este es un tipo de señal que le indica al camarero que ya quieres hacer tu pedido.

Es habitual que un camarero se encargue de varias mesas a la vez. No te sorprendas si diferentes camareros te atienden.

¿Terminaste de comer pero no retiran los platos de la mesa? Es por que el camarero no sabe que llegó el momento de hacerlo. Par darle una señal debes dejar los cubiertos en posición según las manecilla del reloj, 3:15 o 4:15. El camarero se dará cuenta que es hora de retirar los platos y vendrá en seguida.

No te olvides del Trinkgeld o la propina. Se acostumbra a dejar el 10% de la cuesta. Si pagas con tarjeta, debes incluir también la propina.

Y si antes de irte quieres pasar al sanitario, no olvides llevar algunas monedas para dárselas al encargado de los sanitarios.

Ahora que ya sabes algunos detalles sobre la cultura alemana, escoge un buen restaurante y ¡Guten Appetit!

Artículos recomendados